Novedades

Todo sobre el nuevo BMW Serie 5: Más deportivo, seguro y eficiente

La séptima generación del modelo recibe una importante actualización que alcanza lo mecánico, estético y tecnológico.

Todo sobre el nuevo BMW Serie 5: Más deportivo, seguro y eficiente

En el último trimestre de 2016 se lanzó a nivel global la séptima generación del BMW Serie 5, modelo que no necesitaba grandes cambios para seguir siendo un formidable sedán ejecutivo, a punto tal de ser el líder de su segmento a nivel global. Pero claro, todo es perfeccionable, por lo que el Serie 5 fue sometido a una importante revisión y a una alta dosis de tecnología.

Ya con algunos años encima y acompañando los importantes cambios que BMW está haciendo en su empresa, desde la renovación de su logo e imagen corporativa hasta el festival de grandes parrillas que hoy engalanan a algunos de sus modelos, el Serie 5 era un gran candidato para recibir cambios, en especial luego de que Mercedes-Benz renovara el Clase E, su principal rival.

Las modificaciones son prácticamente las mismas tanto para el sedán como para la variante Touring, configuración introducida en 1991 y que ya va por su quinta generación.

Diseño más moderno y deportivo

Afortunadamente BMW solo tocó lo estrictamente necesario, por lo que nos alegramos de no ver parrillas enormes en su frente. Sin embargo, el primer cambio que notarás sí se encuentra adelante, aunque más precisamente en las ópticas, los cuales antes lucían una forma luminosa semi hexagonal que de alguna manera envolvía los proyectores dobles, siendo un vestigio de los recordados ojos de ángel. Hoy, el Serie 5 luce una nueva firma en forma de doble L, con un conjunto más minimalista y tecnológico -lleva iluminación por láser o por matriz de LED, ambas adaptativas-.

El paragolpes frontal también es nuevo y cuenta con un tratamiento interesante, ya que presenta dos pliegues ascendentes que buscan encontrarse con los bordes del capot, atravesando en una línea imaginaria los focos justo entre las dos “L”, lo que genera un efecto muy armónico y dinámico. Según el kit de estilo escogido, esta parte se verá modificada, ya que puede exhibir dos tomas de aire verticales con encastres galvanizados en cada costado -si se elige el paquete Luxury Line-, o tres tomas de gran volumen -paquete M Sport-, lo que brinda una apariencia más deportiva.

Lo último que tenemos para decir sobre el frente es que la clásica parrilla de dos riñones ahora es de una sola pieza, y tiene bordes más cuadrados.

En la zona trasera, al hablar de los paragolpes los cambios son menores, ya que apenas se modificará con el agregado de un difusor. Lo que sí cambió completamente fueron las luces, en las que se emplea una gran firma luminosa de LED, muy gruesa y que es acompañada de un tratamiento que brinda una sensación más deportiva. La gráfica es más simple y moderna.

Encontramos otros cambios en las llantas, en las que se incorpora el nuevo diseño Air Performance de 20”, que las hace más ligeras y optimizadas para aportar a la aerodinámica del auto. También se agregan opciones de colores y cálipers rojos o azules para quienes opten por el paquete de frenos M Sport.

Interior actualizado

Puertas adentro no hay muchos cambios más allá de lo típico, como pueden ser los nuevos colores para los cueros sintéticos (Sensatec perforado), costuras o detalles estéticos en negro brillante, todos de gran calidad. Los asientos M deportivos cuentan con más variaciones y hasta el climatizador recibió algunas funciones extra.

Eso sí: las pocas variantes que tiene son notables. Por ejemplo, ahora lleva un nuevo volante y un nuevo sistema operativo de séptima generación, que incluye el cuadro de instrumentos 100% digital, dos tamaños de pantalla multimedia -10,25 o 12,3 pulgadas- y algunas importantes mejoras de conectividad, como por ejemplo la adición de soporte para Android Auto

El sistema de navegación pasa a llamarse BMW Maps y su operatoria resulta similar a la que conocemos en varios de nuestros teléfonos celulares. Además, para los modelos electrificados los mapas también mostrarán puntos de estacionamiento preferencial o de carga. Como tercer punto a destacar, el programa BMW eDrive Zone puede georreferenciar zonas urbanas denominadas “verdes” y en las versiones enchufables activar automáticamente el modo eléctrico. Comandos por voz, conectividad a Internet y actualización remota de los sistemas de control del auto cierran el conjunto.

En materia de seguridad, el despliegue de herramientas automatizadas avanza con mejoras para las asistencias ya conocidas. Por ejemplo, la alerta de abandono de carril tiene ahora una función de retorno; el asistente de manejo opcional trabaja en conjunto con el navegador y el asistente de cambio de carril, por lo que incluso puede visualizar el perímetro del auto en 3D, situaciones de tráfico y los sistemas del auto que están interviniendo; el paquete de asistente de estacionamiento ahora tiene una función llamada Drive Recorder, que permite grabar hasta 40 segundos de video de cualquier área del perímetro que rodea el auto, ideal para usar en el seguro como prueba ante un accidente.

Motores para todos los gustos

Acompañando a la moda del segmento, todos los propulsores de BMW llevan tecnología mild hybrid, que consiste en un generador de arranque de 48 V y una segunda batería que puede aportar hasta 11 CV extra a los motores de combustión. Además, este generador es instrumental en las funciones de Start/Stop, Crucero y Planeo.

Por ahora, el Serie 5 LCI ofrece una larga oferta de propulsores a nafta, Diésel e híbridos enchufables, con mínimas diferencias a favor del sedán. Por su parte, el modelo Touring no recibe la versión 545e xDrive ni el potente M550i xDrive.

Por el lado de los nafteros, abre la gama el 520I con un cuatro en linea de 2 L, que entrega 184 CV y 290 Nm de torque. El 530i emplea el mismo motor, pero logrando 252 CV y 350 Nm. De estos, solo el 530i tiene la opción de tracción xDrive.

Luego está el 540i, con un seis en linea de 3 L, 333 CV y 450 Nm. Mientras que el sedán se puede escoger con tracción trasera o xDrive, la versión Touring solo está disponible con tracción xDrive.

Finalmente, el M550i xDrive se coloca como el más potente de la gama, antes de que aparezcan las revisiones LCI para el M5. Este usa un V8 de 4.4 litros con 530 CV y 750 Nm de par, potencia de sobra para cualquiera y una formidable opción para quienes gusten de un vehículo potente pero que a su vez prefieran el confort a la deportividad de la linea M.

En la vereda de los turbodiésel aparece el 520d, con un cuatro cilindros de 2 L, que desarrolla 190 CV y 400 Nm de torque, además de un 530d con un seis en linea de 3 L, 286 CV y 650 Nm. Ambas versiones se pueden equipar con sistema xDrive para los dos tipos de carrocería disponible.

Cierra la oferta Diésel el 540d xDrive, con un motor similar al del 530d pero con 340 CV y 700 Nm disponibles.

Y como si todo esto fuera poco, también están los híbridos enchufables. El 530e emplea un propulsor similar al del 520i, pero con 300 Nm, asociado a un motor eléctrico de 109 CV y 265 Nm de torque máximo, totalizando 292 CV y 420 Nm de par. En cuanto al rango eléctrico, puede circular cerca de 60 kilómetros en una sola carga. Si querés, también podés pedir este propulsor con sistema xDrive.

Finalmente, el 545e xDrive emplea un seis en linea de tres litros, 286 CV y 450 Nm de torque, que asociado al mismo motor eléctrico del 530e logra una potencia combinada de 394 CV y 600 Nm de torque máximo, con un rango de entre 54 y 57 kilómetros en modo eléctrico.

Todos los motores de BMW son turboalimentados, homologados para la norma Euro 6d y asociados a la misma transmisión automática Steptronic de ocho cambios. No es necesario mencionarlo, pero todos estos autos vienen con modos de manejo y trenes de rodaje calibrables, más aún los que equipen el paquete M Sport, con suspensión deportiva y algunos ajustes más avanzados. También se añade el opcional Integral Active Steering con dirección pasiva en el eje trasero para mejorar la maniobrabilidad en ciudad y la estabilidad en ruta.

Lo último

En julio del 2020 comenzará la introducción al mercado de ambas configuraciones, sedán y touring. Podríamos verlo en Sudamérica hacia finales del año o directamente en el 2021, aunque todo dependerá de como evolucione la pandemia global. El sedán se seguirá fabricando en las plantas de Dingolfing en Alemania y por Magna Steyr en Austria mientras que la versión Touring solo saldrá desde Dingolfing. Por otro lado, la variante con mayor distancia entre ejes, exclusiva para China, tambien recibirá las actualizaciones LCI y seguirá fabricandose por Brilliance en Shenyang.

Jorge Beher recomienda

Contanos que opinas